Quien tiene un cliente fiel tiene un tesoro

Todos tenemos claro que es fundamental que un cliente esté satisfecho para conseguir fidelizarlo, pero ¿Sabes realmente el valor que tienen tus clientes más fieles?

  • Repite: Además de sus compras recurrentes, se identifica con tu negocio de alguna manera, siente que existe un vínculo con tu marca o tu producto.

  • Te sugiere mejoras: Contar de primera mano con la opinión de tus clientes te sirve para desarollar un mejor servicio y mayores índices de satisfacción.

  • Está abierto a probar nuevos productos: Esta cercanía con tus clientes a través de tu escucha y observación crea un ambiente de diálogo enriquecedor en ambos sentidos que te permite tanto ofrecerle los productos que necesita como anticiparse a aquellos que necesitará.

  • El boca a boca que inicia es tu herramienta más poderosa: Probablemente actúe como prescriptor a otros potenciales clientes y con seguridad, se siente satisfecho con su elección y es capaz de defenderla públicamente. Será un aliado en la comercialización de sus productos y servicios.

  • No mira el precio tan al dedillo: Cuando un cliente ya nos conoce y está satisfecho con nuestro trabajo su sensibilidad al precio de nuestro servicio disminuye.

  • Le vas conociendo mejor con el tiempo: Cuanto más conocemos a nuestro cliente, más podemos afinar en los servicios que le damos. Sabremos lo que necesita, lo que le interesa, conoceremos sus gustos y trabajaremos sobre seguro en cuanto a marketing se refiere.